Comiendo hamburguesas en Cebrián


Buscando sitio para cenar con unos amigos acabamos en una hamburguesería muy conocida en Zaragoza: Cebrián. No habíamos ido todavía por mi reticencia a ir a los sitios que no indican claramente en su web o redes sociales que tienen opciones sin gluten. La cosa es que leí bastantes opiniones positivas de celíacos que habían comido allí y estaban encantados, así que nos tiramos a la piscina.

No me extraña que estén catalogadas como unas de las mejores hamburguesas de la ciudad. Yo no soy una experta en la materia, así que pregunté a mis amigos y les parecieron muy buenas también. Se nota el mimo que ponen en ellas, en los ingredientes y su calidad. 

Aunque la comida no lo es todo. Me pareció un local muy bonito y acogedor. El diseño de la marca, la presentación y el trato recibido me encantaron. El detalle de ofrecer comida sin gluten con calidad y tener además opciones vegetarianas me parece todo un acierto. 

No hice foto a todo lo que comimos, lo entenderéis más abajo, pero al menos sí a lo primero que nos trajeron. Pedimos una hamburguesa cada uno junto a una ración de patatas para compartir. 

Hamburguesa Guacamole 6,10€ (Guacamole, bacon crujiente, cheddar y salsa Cebrián) - Pan sin gluten
Patatas fritas caseras 4,20€



Hamburguesa Bronx 6,10€ (Cebolla roja plancha, bacon, cheddar, tomate y salsa barbacoa) - Pan sin gluten



Le hice foto también a otra de las hamburguesas de la mesa, la más grande. Así también se puede ver la diferencia entre los panes. 

Hamburguesa American burguer 7,90€ (Doble de cheddar, doble de bacon, huevo, lechuga, tomate, cebolla y salsa Cebrián) - Pan normal


Tanto las patatas, su salsa y las hamburguesas estaban muy buenas. Además, no te sientes tan bicho raro al comer con un pan distinto, porque la hamburguesa te cuesta lo mismo y no se desmiga por todas partes.

A continuación, acostumbrados a comer bastante, pedimos otra para compartir. En este caso fue la Menorquina (Queso de Mahón semicurado, aceitunas negras, chutney de tomate, cebolla roja, rúcula y salsa Cebrián - 6,10€). A mí me das olivas negras y me has ganado. 

Preguntamos si algún postre era apto y nos comentaron que el helado de yogur sí. A Carlos le apetecía un batido, en el Tommy Mel's suele pedir, así que preguntó. Podían hacerle uno de vainilla abriendo la tarrina nueva, así que me animé yo también con otro y llegó el desmadre. Cuesta 3,4€. Nos gustó mucho porque era suave, no notabas que fuera azúcar puro sin más. 

Si queréis ver la carta completa entrad aquí. Si os apetece el añadido de la comida mexicana, también tienen otro restaurante para ello: Jalos. Era mi primera opción pero para el encuentro se prefirió ir a Cebrián

En Jalos hay opción de hamburguesa en plato, por si no os gusta comer con pan, además de que hay más cantidad de carne. En Cebrián la carne es de ternera pero en Jalos puedes elegir también pollo.

Y ya que lo nombro, a pesar de ser fan del Tommy Mel's, después de probar estas hamburguesas creo que tengo un claro ganador. 

Sí, me salté bastante la dieta para la candidiasis, pero oye, bien disfrutado el desliz. 
Lansy Hairath
Lansy Hairath

Previous
Next Post »

1 comentarios:

Piratilla
AUTHOR
9 de diciembre de 2016, 18:52 Reply Delete Delete

A mi me encanta esa hamburguesería, creo que te comenté algo, ¡y tengo ganas de repetir!así que si quieres volver otro día y puedes hacerlo, ya sabes jeje.

Sabía que te gustaria mucho se sitio, es uno de los mejores de por aquí. XD

avatar